3 cosas que debería realizar tu herramienta de monitoreo web y por qué

octubre 14, 2020
Remote Management

¿Qué es lo que hace falta para que seas más proactivo en vez de reactivo en cuanto al rendimiento de tu sitio web? Es aquí donde una herramienta de monitoreo web puede ayudarte.

Tu sitio web es una ventana hacia tu empresa. A menudo, es la primera oportunidad que tiene tu marca para generar una buena impresión. De acuerdo con Google, si tu sitio web tarda más de 3 segundos en cargar, más de la mitad de tus visitantes se irán.

Nos guste o no, el rendimiento de tu página habla de qué tan capaz eres para hacer negocios.

Esto cobra más sentido si ejecutas aplicaciones web de misión crítica como una plataforma de e-commerce o un portal de servicio al cliente en tu sitio web. Fracasar en tales áreas se traduce en la pérdida de ingresos. Por ejemplo, cada minuto de inactividad le cuesta a Amazon cerca de unos USD125000.

Para muchos, la gestión de un sitio web implica actuar de forma reactiva. Es muy probable que, mientras que tú te enteras de que hay un problema en tu sitio web, un visitante ya lo haya experimentado.

¿Qué es lo que hace falta para que seas más proactivo en vez de reactivo?

¿Qué tal si supieras qué tan bueno es el rendimiento de tu sitio web alrededor del mundo? ¿Qué tal si pudieras estudiar cada uno de los elementos individuales de tu sitio web para identificar cuellos de botella que afectan a los tiempos de carga del sitio web? ¿Qué tal si estuvieras al tanto de las fallas de los procesos transaccionales clave antes de que un visitante o un cliente las experimente?

De eso precisamente se trata el monitoreo web.

1. Monitoreo del tiempo de funcionamiento

Los periodos de inactividad de los sitios web pueden ser costosos. Para calcular el costo típico de un periodo de inactividad de tu sitio web, analiza el tiempo promedio que le toma convertir a un cliente. Luego, divídelo entre la cantidad de tiempo de inactividad.

Si tienes un tráfico medible, probablemente te darás cuenta de que cada periodo de inactividad te cuesta dinero que sería mejor no perder en problemas técnicos.

Aun así, las personas que administran los sitios web podrían no identificar los periodos de inactividad, en especial cuando ocurren en una ubicación específica. Si estás ejecutando un sitio web internacional y te encuentras en los Estados Unidos de América, ¿cómo sabes si tu sitio web de repente deja de estar disponible en Australia?

Una buena solución de monitoreo web, tal como lo es TeamViewer Web Monitoring, se vale de servidores alrededor del mundo para probar regularmente el tiempo de respuesta de tu sitio web. Si el tiempo de respuesta es muy largo o no se tiene respuesta alguna, recibirás una alerta—sin importar dónde te encuentres.

Algunos periodos de inactividad son inevitables. Pero el monitoreo del tiempo de funcionamiento puede notificarte cuando haya un periodo de inactividad para que puedas actuar y palear la pérdida de tráfico web y de oportunidades.

2. Monitoreo de las transacciones

En la mayoría de los sitios web, se realizan transacciones. Algunas ni siquiera tienen que ser monetarias; se puede tratar de registros de usuario o inicios de sesión. Pero si fallan, los usuarios rápidamente pierden la confianza en tu sitio web—y en tu marca.

El monitoreo de las transacciones te permite escribir scripts para tus transacciones críticas y después configurar esos scripts para que se ejecuten de forma automática de acuerdo a un cronograma. Con soluciones como TeamViewer Web Monitoring, no hay necesidad de escribir scripts. En cambio, un plug-in basado en la web registra el funcionamiento de una tarea en tu sitio web y crea un script. Si el script falla, recibes una notificación.

¿Sabes cuál es la mejor parte? Nunca más tendrás que iniciar sesión un lunes por la mañana solo para descubrir que tu sitio de e-commerce no pudo completar ninguna transacción comercial durante el fin de semana debido a que no pudo procesar la información que los clientes brindaron.

3. Monitoreo de la velocidad de carga de las páginas

¿Te preocupa que los visitantes de tu sitio web se vayan porque tus páginas no cargan en 3 segundos? ¿Cómo previenes que esto le suceda a tu sitio web? La respuesta es el monitoreo de la velocidad de carga de las páginas.

Los sitios web, que en la actualidad cuentan con muchas piezas gráficas, hacen hasta lo imposible usando una gran cantidad de elementos. A medida que crece tu sitio web, también lo hace el número de elementos, los cuales pueden ser difíciles de gestionar.

Una buena herramienta de monitoreo de la velocidad de carga de las páginas carga cada elemento de tu sitio web de forma individual—desde JavaScript a imágenes—para separar los elementos que están ralentizando las páginas. Quizá una imagen es muy grande o algún código incompleto está causando inconvenientes que podrían evitarse. Una vez que identifiques esos cuellos de botella, puedes repararlos y acelerar tu página sin tener que invertir en un mayor ancho de banda. En el largo plazo, esto ayudará a mejorar la experiencia de usuario de tu sitio web.


Haz que el monitoreo web sea más sencillo

El monitoreo web es parecido a otras formas de mantenimiento preventivo: entre más sencillo es de realizar, más oportunidades habrá de que se realice en el momento oportuno.

¿Cómo puedes hacer que esto se convierta en una rutina gestionable? Tu herramienta de monitoreo web debe tener lo siguiente:

  • Una consola centralizada para controlarlo todo.
  • Automatización.
  • Informes detallados.

La optimización del rendimiento de tu sitio web es un proceso continuo que ayuda a proveer una mejor experiencia a tus visitantes y a tus clientes. Cuando tu marca se encuentra en línea, el monitoreo web te ayudará a conseguir el mejor rendimiento que se puede tener en línea.

Mira cómo TeamViewer Web Monitoring te puede ayudar a conseguir todo esto y más con los paquetes que se ajustan a tus necesidades y a tu presupuesto.

Related posts

¿Quiere más? Ofertas exclusivas y las últimas noticias: nuestro boletín.